La transformación digital ha sido clave en los últimos años y lo seguirá siendo ya que hoy en día no es un lujo, es una NECESIDAD.

Una de las prioridades de los líderes en Recursos Humanos será satisfacer las necesidades estratégicas de la empresa, a través de acelerar y estabilizar la evolución de la organización.  A continuación 5 tendencias para este 2022:

1.- People Analytics

Los líderes de RH necesitan una mejor comprensión de los datos para implementar de manera efectiva los hallazgos de análisis de personas. El valor agregado de los profesionales de Recursos Humanos estará en traducir los resultados analíticos y los conocimientos en acciones, comportamientos y #decisionesestratégicas.

Con las herramientas de análisis de personas adecuadas, y la perspectiva profesional correcta, las empresas pueden impulsar una toma de decisiones más inteligente al tiempo que comprenden mejor:

  • El fundamento de la alta rotación de empleados
  • Cuántos recursos se gastan en nuevas contrataciones
  • Cómo se muestra la empresa en términos de métricas de diversidad
  • Por qué hay más absentismo de lo normal, etc.

Hoy en día existen diversas herramientas de aprendizaje como el elearning, micro elearning, universidades virtuales, etc. que les permitirán capacitarse en culquier momento y en cualquier lugar.

2.- Reskilling – Upskilling

Necesitamos crear programas que inspiren a los trabajadores a permanecer en sus respectivas organizaciones y adquirir las habilidades que les permitirán avanzar en sus carreras o permitirles la transición a roles más satisfactorios.

La vida media de las habilidades profesionales para seguir siendo líderes en la industria hoy en día es de entre 2 y 4 años, lo cual pone un énfasis extraordinario en la necesidad de brindar constante entrenamiento a los colaboradores, mirando a las necesidades del futuro.

En lo que respecta a la contratación, hay una clara tendencia de que las organizaciones avancen hacia pruebas de habilidades basadas en datos. La relevancia del currículum y las experiencias educativas formales van perdiendo relevancia en un mundo en constante cambio tecnológico que requiere que seamos aprendices eternos.

3.- Eliminar la brecha de trabajo híbrido y diseño de estrategias de colaboración

Ya no se sostiene que un trabajo excelente sólo puede ocurrir en la oficina, y mucho menos dentro de un cubículo. De hecho, según Gartner, el 77% de las personas ha visto aumentar su productividad durante la pandemia. Casi un tercio de los trabajadores ha podido hacer más trabajo en menos tiempo.

Es por eso que en 2022 Recursos Humanos deberá volverse mucho más deliberado e involucrado en ayudar a las organizaciones a remodelar la forma en que ocurren la colaboración, la co-creación y la innovación.

Recursos Humanos puede ayudar a crear condiciones que permitan a los empleados trabajar en diferentes proyectos en toda la organización a través de:

  • Diseños organizacionales que impulsan equipos multifuncionales y multigeneracionales para impulsar intencionalmente la colaboración y la diversidad de pensamiento.
  • Impulsar el diseño organizacional orientado al bienestar integral y la sustentabilidad.
  • Enfocarse en generar experiencias extraordinarias que hagan que la oficina sea un lugar valioso al que las personas anhelen regresar.

4.- Diversidad, equidad, inclusión y pertenencia

La diversidad en el lugar de trabajo seguirá desempeñando un papel fundamental en la retención de talentos valiosos. Actualmente, el 70% de las empresas cree que atraen y retienen de manera efectiva a diversos empleados, pero según la Academy to Innovate HR (AIHR) sólo el 11% comprende realmente de qué se trata el tema.

Pertenecer al trabajo se suma a la ecuación DEI. Por un lado, se trata de atraer talento, mientras que, por otro, se trata de lograr que ese talento florezca en los equipos y decida quedarse más tiempo sumando, lo cual representa una nueva dimensión afectiva. La pertenencia al lugar de trabajo supone un cambio hacia la seguridad psicológica y la inclusión real.

5.- Flexibilidad y adaptabilidad

Los colaboradores exigen cada vez más flexibilidad sobre dónde, cuándo y cómo trabajan. Por otro lado, las propias empresas deben aprender a ser más flexibles, ágiles y resistentes.

Las empresas pueden crear estrategias más adaptables que se desarrollan a medida que evoluciona el entorno empresarial con la enorme cantidad de datos y tecnología disponible, pero principalmente, orientándose a fortalecer los lazos entre las personas y con el propósito de la empresa.

Hoy más que nunca tener una marca empleadora potente y experiencias realmente transformadoras y de calidad para los colaboradores serán clave para hacerle frente a posibles crisis.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

nine − 5 =